Las tácticas de marketing digital logran aumentar las ventas de los productos físicos y digitales. Las redes sociales sustituyeron las vitrinas de las tiendas y muchas empresas gastronómicas no poseen locales a la calle, sino que comercializan sus productos vía online.

La viralización de contenidos favorece las ventas, como por ejemplo, el video de una niña scout que logró vender todas sus galletas al promocionarlas con una divertida canción de rap.

La promoción en medios digitales es el rey

Con la geolocalización es posible ofrecer atenciones especiales a las personas que viven en una zona en particular. La búsqueda de contenidos también ayuda a que se le muestren productos que le puedan interesar. La industria de los videojuegos ya lo hace y logra posicionar muy bien sus productos digitales. Aplicaciones como river belle llegan a su público objetivo y mediante promociones y ofertas logran convertir a visitantes en usuarios habituales.

Algo parecido se puede aplicar a la venta de galletas. Si usted está en un centro comercial, es probable que frente a la tienda o en una feria de comida pueda degustar los sabores y combinaciones de una marca de galletas en específico, también podrá hacerlo en un supermercado. Pero ¿cómo promocionar galletas de forma digital y aprovechar este tipo marketing? Hay varias formas de hacerlo, una de ellas es compartir contenidos en las redes sociales.

El food styling o estilismo gastronómico es una forma atractiva de presentar los alimentospara ser fotografiados. No es algo nuevo, pero ya no le pertenece sólo a los fotógrafos profesionales. Hay cuentas en Instagram que tienen miles de seguidores y que postean, constantemente, fotos con una estética muy particular, casi exquisita. La gastronomía es una de las categorías más buscadas y la industria de las galletas ya ha hecho cosas muy buenas, gracias a las estrategias del marketing de contenidos digitales.