Las personas con un régimen alimentario especial no necesariamente dejan de consumir dulces y azúcares. Simplemente seleccionan mejor las materias primas con las que elaboran sus comidas; además, prestan mucha atención a los productos que comen, los ingredientes con los que están elaborados y las calorías que cada porción aporta.

Pastelería saludable

No se trata de renunciar al sabor dulce en las comidas, sino de sustituir el azúcar refinada por endulzantes naturales como la stevia. La pastelería saludable propone opciones distintas y que se puedan hacer preparaciones deliciosas sustituyendo algunos ingredientes por otros.

Por ejemplo, en vez de usar harina refinada, muchos prefieren elegir harinas libres de gluten; por ello, la harina de almendras es un buen sustituto a la hora de realizar una base crocante para una tartaleta de frutas, apenas endulzadas con edulcorante.

Galletas con ingredientes especiales

Los ingredientes de las galletas siempre son apetitosos. Las hay con chispas de chocolate, rellenas de dulce de leche, crema, mermelada y todos los sabores que gustan a todos desde la infancia. Comer galletitas es un placer que nadie debe negarse, pero en los casos de personas que están a dieta, comerse dos galletitas no es suficiente, son tan ricas que es imposible no comer más de dos.

En el mercado hay muchas opciones de galletitas con ingredientes menos procesados. Las galletas de harina de algarroba y chocolate negro son deliciosas. Las de harina integral son muy ricas también y aportan más fibra que las de harina común.

Por ello, si desea hacer galletas que sean ricas, y a la vez le ayuden a aportar fibra a su organismo, puede hacerlas con ingredientes como: harina de coco, stevia o endulzante artificial, avena, harina de arroz o frutos secos como las nueces, pasas de uva y otros productos que podrá encontrar en la sección de alimentos naturales en el supermercado.